“La lucha es por empleo decente”

“La lucha es por empleo decente”

El Nuevo Siglo

Clara López Obregón es una mujer que tiene representatividad en el país pues su vida ha estado dedicada al servicio público. Ha sido Concejal de Bogotá, Contralora del Distrito, Auditora General de la República, Secretaria de Gobierno de Bogotá, Alcaldesa encargada, candidata a la Vicepresidencia, candidata Presidencial y ahora Ministra de Trabajo.

Clara López está comprometida con la paz, con la equidad de género y con la justicia social y laboral y desde el despacho en el Ministerio del Trabajo labora para que la gente en el país tenga más y mejores empleos.

EL NUEVO SIGLO habló con la Ministra sobre la actualidad laboral del país, los planes que se tienen y los retos que enfrentará en el corto plazo.

EL NUEVO SIGLO: Ministra ¿cómo ve usted el año que está arrancado en materia laboral?

CLARA LÓPEZ: Es un año de muchos desafíos. Sin lugar a dudas va a ser un mejor año desde el punto de vista de empleo y crecimiento económico que el año que termina, que cerró con guarismos muy aceptables. Continuamos con el desempleo en un solo dígito a pesar de que hubo una desaceleración muy grande en el crecimiento económico, como consecuencia de ello una caída importante en la generación de empleo. Pero la buena noticia es que seguimos creando empleo y lo más importante es que es empleo formal.

ENS: El salario mínimo que fue fijado por decreto no fue bien recibido por los representantes de los trabajadores que esperaban un ajuste más alto.

CL: El salario mínimo legal fue mal recibido como todos los salarios mínimos de todos los años porque es modesto y el incremento fue igualmente modesto. Pero si se compara con los últimos 20 años se descubre que el incremento del 7% representa un aumento real de 1,75% lo que nos deja en uno de los más altos aumentos reales de los últimos tiempos.

ENS: Los planes de formalización laboral que se adelantan en el Ministerio de Trabajo, ¿cómo van y que se proyecta para 2017?

CL: Nosotros tenemos una política de diálogo social por encima de la sanción de la represión de las conductas ilegítimas que descubrimos diariamente en el Ministerio buscamos que la formalización se haga mediante el diálogo. Es como el viejo adagio de la Zanahoria y el garrote, porque en el último semestre del año pasado aceleramos y optimizamos el control y llegamos sancionar a 922 empresas, con multas por $87 millones en su totalidad. De esas 122 lo fueron por tercerización ilegal, que asciende a $56 millones, lo que muestra el grado de incumplimiento que hay de las normas laborales que hay en el país del derecho individual como del derecho colectivo.

ENS: Pero hay casos de éxito y avances en la materia

CL: Esto nos ha generado un proceso de formalización laboral importante. Son varias las empresas del sector carbonífero que se han acercado a las mesas de concertación para la formalización laboral, igual ocurrió en el puerto de Buenaventura y en el caso de Avianca donde en febrero completaremos más de tres mil trabajadores formalizados con todas las de ley. Esa es una muestra de que la política funciona y que nosotros somos más amigos del diálogo que de la represión.

ENS: ¿Cuál es el problema más grande que indican empleadores que tienen para formalizar a los trabajadores?

CL: Los problemas son varios según el sector de la economía. Siempre se aduce el PyG, pero nosotros en el Ministerio decimos que hay mínimos en el derecho laboral que deben cumplirse sino que hay derechos fundamentales en el trabajo que hacen parte de la política de ‘Trabajo Decente’, que por bloque de constitucionalidad y por mandato de la legislación y los valores sociales tienen que cumplirse. Es obvio que es más barato un trabajador tercerizado que uno de planta que esté en el sindicato y que exija mejoras, pero es que el sindicalismo es una institución clave en la democracia, en el diálogo social y tenemos que cualificarnos todos en un proceso de respeto mutuo para entender lo que aqueja al otro.

ENS: Ya que habla de sindicatos, ¿cómo es el sindicalismo nacional, es de propuesta o sigue siendo de protesta?

CL: Hay de todo. Las generalizaciones son peligrosas, pero hemos tenido un diálogo muy fructífero con propuestas importantes y que han originado comentarios constructivos. Nosotros nos hemos propuesto la tarea de que la Comisión Nacional de Política Laboral y Salarial no debata solamente el salario mínimo legal, sino que toque temas complejos. Le estamos apostando a fortalecer el diálogo tripartita y para ello tenemos que fortalecer a los sindicatos, a las centrales obreras, a los gremios de la producción a los trabajadores que no están asociados en sindicatos, esa es la pata que le hace falta al diálogo social en el país y desde lego al Ministerio del Trabajo que debe ser fuerte en una mesa tripartita y para ello estamos presentando unas normas en el seno de la Comisión para fortalecer la libertad de asociación de la convención colectiva y del derecho a la huelga.

ENS: Ministra, los sindicatos y los empresarios se quejan de la época en que se negocia el salario mínimo, en medio de las fiestas de fin de año. ¿No hay posibilidad de hacerlo en otro mes que no sea diciembre?

CL: Ese es un tema que está pendiente de decisión en la Comisión de Concertación. Una de las apuestas es cambiarle la fecha, lo que pasa es que no nos hemos puesto de acuerdo si la fecha es poco tiempo después de diciembre cuando se conozcan las cifras consolidadas de la economía, lo que le quita ruido a la negociación o cualquier otra fecha. Lógicamente el aumento debe ser retroactivo al primero de enero. Hay propuestas de que sea en febrero o que se haga en mayo, eso lo vamos a discutir y a decidir pronto.

ENS: El desempleo cerró 2016 con una leve alza, pero sigue en un dígito, ¿hay peligro de que suba más y sobrepase el 10%?

CL: Yo creo que no hay peligro, lo digo con toda firmeza porque la perspectiva económica para este año es favorable. Los organismos multilaterales están planteando que vamos a crecer más rápido que el año pasado, los sistemas de la política laboral están empezando a funcionar de mejor manera, todo lleva tiempo y déjeme referir al Servicio Público de Empleo, que no genera trabajo, pero empata a quien busca trabajo con quien ofrece, y allí no valen palancas ni recomendaciones, es un sistema totalmente transparente. Además se le indica a la persona la forma de presentar una hoja de vida de comportarse en una entrevista, se complementan competencias de los aspirantes para darles mayor empleabilidad y competencia con lo que busca el mercado. Además en materia de género ofrecemos apoyo a la mujer especialmente a las víctimas del conflicto en materia sicoafectiva para hacer valer sus capacidades porque la mujer viene de un entorno de sumisión y eso no gusta en el mercado laboral, lo que vale es la demostración de que es un ser humano con aspiraciones.

ENS: ¿Qué tan efectivo es el Servicio Público de Empleo?

CL: Solamente a través de las cajas de compensación familiar se empataron 260 mil personas el año pasado, es un sistema efectivo, pero no todo lo que queremos que sea porque son muchas las personas que se inscriben que no han logrado su trabajo, pero estamos haciendo gestión para que aumente su efectividad. Todos los empleos son formales y decentes.

ENS: En materia de género, se amplía la Ley María para las mujeres que están bajo contrato formal, para quienes están tercerizadas no, ¿Cómo queda esta situación?

CL: Ese es un tema problemático, pero deben estar cubiertas, ese es nuestro criterio, pero eso no es pacífico.

ENS: ¿Y la Ley María para los padres de familia?

CL: Tampoco ha sido pacífica la recepción una decisión de la Corte Constitucional que nos ha llegado como anillo al dedo, pues simultáneo a la sanción presidencial que amplía la licencia maternidad a 18 semanas, la Corte extiende el beneficio de la estabilidad laboral a los hombres que tienen a su compañera en estado de embarazo hasta el momento en que termine la lactancia. Esto es excelente, pues brinda estabilidad económica a la familia mientras se cumple la lactancia del recién nacido. y brinda un entorno más favorable al desarrollo del recién nacido Es más, con la licencia de maternidad de cuatro meses y medio estamos solo a mes y medio de alcanzar los que en los países desarrollados se les brinda a las madres durante todo el periodo de lactancia. Este es un espacio de no discriminación y eso es equidad en una sociedad.

ENS: Pero al presidente de Fenalco no le ha gustado mucho esa decisión

CL: Yo creo que a él no le ha gustado ni la licencia de maternidad, ni la estabilidad laboral. Yo entiendo esas actitudes que las ha generado en cierta manera el individualismo liberal que viene desde el siglo XVII, aprendimos mucho a pensar en el individualismo que es algo muy importante y que ha ayudado mucho a sacar adelante a las sociedades pero llegó la hora de recuperar los valores colectivos, la compensación del eficientismo, no solamente con la equidad sino con la palabra del posconflicto que le aprendí a monseñor Castro, el presidente de la Conferencia Episcopal, que es humanizar. Hay que humanizar las relaciones laborales, humanizar las relaciones sociales, tenemos que hacer conciencia de la fuerza del amor que es la que mueve montañas y así vamos a construir un mejor futuro.

ENS: El desempleo de los jóvenes en Colombia es alto. ¿Desde el Ministerio, qué planes se tienen para darle solución a esta problemática social?

CL: Hay que reconocer que el nivel de desempleo de los jóvenes es altísimo. Solamente superado por el de las mujeres, pero le puedo decir que en ambos campos vamos mejorando. El Servicio Público de Empleo está diseñado también para los jóvenes. De esos 260 mil empleados a través de Servicio Público de Empleo en 2016 la mayor parte fueron jóvenes. Ahora, el SENA es eficaz y hay algo que se conoce poco, hace seis años, un indicador de gestión era cuanto aprendices se graduaban cada año en el SENA, pero no solo es importante saber cuántos se graduaban sino ampliar la cobertura y cuántos de estos consiguen trabajo en el mercado laboral, el tema de la pertinencia y del prestigio de las competencias que los aprendices del SENA puedan demostrar en el mercado. Hace seis años uno de cada cuatro estudiantes de la entidad encontraban trabajo, hoy estamos en el 66% y la meta es llegar a tres de cada cuatro, es decir el 75%. Eso nos ayuda a bajar la tasa de desempleo de los jóvenes, pero tenemos mucho por hacer.

ENS: Ministra vienen las inhabilidades para poder participar en las elecciones que se realizarán en 2018, ¿ya definió hasta cuándo va estar en este despacho?

CL: Hasta siempre. Yo lo que tengo es una vocación de servicio. En mi casa, que era un hogar muy privilegiado, gracias a Dios, y con unos padres amorosos e inteligentes nos inculcaron a mis hermanos y a mí que el privilegio se paga con servicio y eso lo que hecho toda mi vida, entonces me van a encontrar donde yo piense que puedo prestar el mejor servicio. Por ahora estoy en el Ministerio del Trabajo, hasta cuando no sé, porque eso no depende de uno.