Clara López oficializa renuncia a la Presidencia del Polo Democrático Alternativo

Clara López oficializa renuncia a la Presidencia del Polo Democrático Alternativo

En carta dirigida al Comité Ejecutivo Nacional del Polo Democrático Alternativo, Clara López Obregón oficializó su renuncia a la Presidencia de esta colectividad política para asumir el Ministerio de Trabajo, cargo para el cual fue designada por el presidente Juan Manuel Santos.

El texto de la dimisión es el siguiente:

Bogotá, D.C.  25 de abril de 2016

Compañeros y compañeras

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL

POLO DEMOCRÁTICO ALTERNATIVO

Ciudad.

Apreciados colegas:

Como es de su conocimiento, el día de hoy he sido designada Ministra de Trabajo por parte del Presidente Juan Manuel Santos para integrar el gabinete del tránsito del conflicto armado hacia el posconflicto para la construcción de paz y reconciliación, con la responsabilidad, entre otras, de contribuir a la arquitectura normativa y política de la implementación de los acuerdos próximos a firmarse en La Habana y a la coordinación del amplio diálogo nacional que se emprenderá en el punto de participación de la sociedad civil previsto en la agenda con el ELN.

El señor Presidente de la República está enterado y consciente de que mi aceptación de ingresar al gabinete ministerial no compromete la calidad de partido de oposición que ha asumido el Polo Democrático en su IV Congreso Nacional, al lado del apoyo a las conversaciones de paz de La Habana con las FARC y la apertura de las conversaciones formales con el ELN.

En esas condiciones he aceptado el ofrecimiento del Presidente Santos, razón por la cual presento renuncia al cargo de Presidenta del Polo Democrático Alternativo, efectiva cuando se haya surtido el trámite de rigor ante el Consejo Nacional Electoral y mi nombre haya sido retirado del registro correspondiente.

Quiero agradecer al Polo Democrático, en especial a su militancia, todas las responsabilidades que me han encomendado desde cuando el 12 de abril de 2010, fui elegida por primera vez presidenta de la colectividad. Ha sido este partido el que me ha destacado para representarlo como candidata a la vicepresidencia de la República, al lado de Gustavo Petro en 2010; Alcaldesa Mayor de Bogotá (D) en 2011, cuando insistió en incluirme en la segunda terna presentada al Presidente Santos; Candidata a la presidencia de la República, por decisión de nuestro III Congreso en 2013; nuevamente Presidenta del partido por elección del IV Congreso y candidata a la Alcaldía Mayor de Bogotá en las pasadas elecciones territoriales, por decisión de la coordinadora de Bogotá.

En todas estas responsabilidades he puesto el mejor de mis esfuerzos y he sido fiel a los principios éticos de mis mayores y a la vocación de democracia y justicia social del ideario que compartimos con amplios sectores de izquierda y alternativos de nuestro país. Muchas de mis decisiones, como la que hoy he tomado, han generado una polémica indispensable, por cierto, pues la unanimidad es enemiga del libre examen y del sano debate democrático que debe caracterizar la vida partidaria.

Así fue cuando en 1986, siendo concejal de Bogotá, hice uso de la libertad dada por el Director del Nuevo Liberalismo, doctor Luis Carlos Galán, a votar en consciencia en las elecciones presidenciales de ese año. Con un sector del Nuevo Liberalismo apoyé la candidatura de la Unión Patriótica en cabeza de Jaime Pardo Leal y la bandera de la paz y de la negociación política del conflicto armado, lo que no fue de buen recibo entre muchas de las directivas del movimiento.

Hace dos años, en circunstancias similares, hice uso de la libertad de consciencia y con un amplio sector del PDA y de la izquierda democrática colombiana, votamos por la paz y la salida política al conflicto armado en cabeza de Juan Manuel Santos, también ante la incomprensión de connotados dirigentes del Partido. No hay que olvidar que el candidato Zuloaga había ganado la primera vuelta presidencial anunciando la suspensión de los diálogos de La Habana y una provocación en una fragata armada en el meridano 82 frente a Nicaragua.

Los resultados están a la vista. Gracias a la decisión valerosa de la mayor parte de los polistas estamos próximos a la firma de un acuerdo histórico con las FARC y al inicio de un diálogo con el ELN. Fueron los dos millones de votos que mancomunadamente logramos para nuestro programa que nos permitieron contribuir de manera fehacientemente a garantizar la continuidad de los diálogos de paz. De esos dos millones de votos, 500 mil se repitieron en Bogotá en las pasadas elecciones para alcalde, logramos un escaño adicional en el concejo y un aumento a 25 ediles en las juntas locales, todo ello en una plaza donde en la elección anterior no llegamos a los 40 mil votos, amén del escándalo de corrupción que todavía nos afecta, pero que estamos en trance de superar.

Estoy consciente que todas estas dignidades que me otorgado el Partido y la manera como las he asumido me han convertido en una dirigente destacada del bloque alternativo de Colombia. Tengan la seguridad que desde el Ministerio del Trabajo continuaré defendiendo los principios, valores y el ideario de paz, democracia, soberanía y justicia social que me han conducido a militar en la izquierda democrática desde esa polémica decisión de 1986 en función de la paz y de la reconciliación entre los colombianos y las colombianas.

Solicito al CEN autorizar el trámite de mi renuncia a la Presidencia del PDA ante el Consejo Nacional Electoral.

Reciban un afectuoso saludo, extensivo a todos y cada una de los integrantes del PDA.

CLARA LÓPEZ OBREGÓN

Presidenta

Cc: Consejo Nacional Electoral.